Escrito por admin

Aumento Mamario

Es sabido que la operación de aumento de mamas es una de las más demandadas dentro del ámbito de la cirugía estética. Las técnicas para realizar la operación han evolucionado muchísimo, tanto en los métodos utilizados por el cirujano como en los tipos de prótesis utilizados.

Ya sea por el propio deseo de la mujer, de aumentar la talla de su pecho porque la considera insuficente; por igualar el tamaño de ambas mamas, que algunas veces pueden resultar asimétricos; o por aumentar la talla después de haber dado el pecho a un bebé, todas las opciones son correctas para corregir y darle forma al pecho.

En el caso de someterse a una operación de aumento mamario y más tarde dar a luz y dar el pecho a un bebé, no sería peligroso para el bebé, lo único que podría ocurrir es perder la forma de las mamas, descolgándose de su posición.

Para el aumento mamario se procede bajo anestesia general, pasando la primera noche ingresada y, normalmente, si no existen complicaciones, dando el alta al día siguiente. Para implantar las prótesis, puede variar el lugar donde se realizan las incisiones, pudiendo ser: bajo la axila, en la areola o en el surco bajo el pecho. Las incisiones pueden quedar más o menos a la vista, pero normalmente se quiere conseguir que se escondan al máximo.

Una vez realizadas las incisiones, los implantes se pueden colocar directamente debajo del tejido mamario o del músculo pectoral.

Por otra parte, la operación no es de larga duración, pudiendo durar alrededor de 2 horas. Los tubos de drenaje se retirarán unos días tras la operación, y el vendaje compresivo puede durar puesto alrededor de una semana.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?