Escrito por admin

Cirugía de la Nariz – Rinoplastia

La cirugía estética de nariz o rinoplastia es una operación practicada con frecuencia por los cirujanos plásticos. Durante este procedimiento quirúrgico, se retoca la nariz produciendo cambios en el aspecto, estructura y función de la misma. Es amplia la gama de posibilidades que puede elegir el paciente: se puede reducir o aumentar el tamaño, cambiar la forma de la punta, estrechar la anchura de las alas, o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. Es por ello que no existe un tipo universal de cirugía estética de la nariz que cubra las necesidades de cada paciente. La cirugía se diseña para cada caso, dependiendo de sus necesidades. Las intervenciones de nariz o rinoplastias pueden ayudar a corregir defectos de nacimiento, lesiones nasales, y algunos problemas respiratorios.

Cuando se realiza una rinoplastia abierta, las incisiones pueden hacerse por dentro de la nariz, o disimuladas en lugares poco visibles. Además, también existe la posibilidad realizarse cirugía nasal interna para mejorar la respiración al mismo tiempo que las rinoplastias.

El mejor paciente para este tipo de cirugía es el que busca la mejoría y no la perfección en el aspecto de su nariz. Además, tener expectativas realistas, buena salud y estabilidad psicológica, son características importantes en un paciente que considere una rinoplastia.

ANESTESIA

Se administran medicamentos antes de entrar en la sala de operaciones para que sienta somnolencia y tranquilidad y, posteriormente, en la mayor parte de las intervenciones de nariz o rinoplastias se utiliza la anestesia local y sedación. Con ello no se descarta la decisión de emplear la anestesia general, que depende del caso y las condiciones del paciente.

PROCESO QUIRÚRGICO

Aparte de mejorar la forma de la nariz, otro objetivo de las rinoplastias es mantener o mejorar la función respiratoria de está. Además, la nariz no debe tener aspecto de operada. No es una cirugía dolorosa y sólo en algunos casos de narices con forma compleja o en reintervenciones se realiza la llamada rinoplastia abierta, en la que se practica un pequeño corte en la columela (el puente de piel entre el labio y la punta nasal que separa las dos ventanas nasales).

PRE-OPERATORIO

Lo que primero se hace es tomar fotografías médicas pre-operatorias para analizar con gran detalle el rostro. Se evaluarán cuidadosamente estas fotografías antes de su operación y siempre serán colocadas en la sala de operaciones para tomar puntos de referencia.

No se debe ingerir aspirinas ni otros medicamentos que contengan Ácido Acetilsalicílico durante las dos semanas previas a la operación. El motivo de esto es que la aspirina interfiere con la coagulación normal de la sangre. Algunos ejemplos de medicamentos que contienen aspirina son: Alka Seltker, Anacín, Bufferin, Compuesto Darvon, Empirina, Excedrina y Midol. El Nolotil puede ser un buen sustituto de la aspirina.

Se deberá notificar al cirujano o a la clínica encargada de la operación de cualquier síntoma de infección, tales como un resfriado, un grano de pus en la nariz, fiebre, etc. durante la semana anterior a la operación.

Es más que aconsejable tratar de no fumar o de fumar lo menos posible durante las tres semanas previas a la operación.

TIEMPO QUIRÚRGICO

Tienen una duración de 30 a 60 minutos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

POST-OPERATORIO

Una vez concluída la operación se coloca una férula que proteja la nariz y mantenga la forma, y se ponen unos pequeños tapones para proteger la nariz y ayuda a rebajar la hinchazón. Al día siguiente se quitan los tapones y a la semana de la operación, en la consulta, la férula.
Rinoplastia - antes  Rinoplastia - después

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos