Escrito por Tendenzias

Cómo actuar ante una amputación

Como ya sabéis, los últimos avances de medicina nos permiten reimplantar miembros apuntados pero para que esto pueda llevarse a cabo, es importante que el miembro se mantenga en buenas condiciones y para ello es necesario saber cómo actuar ante una amputación.

En este caso, cuando se consiga recuperar la calma, se debe recuperar el miembro y mantenerlo a temperatura baja, ya que si lo mantenemos a 4 grados puede reimplantarse hasta 24 horas después. Para ello, debemos envolverlo con una gasa estéril mojada con suero y protegerlo con una bolsa, a la que se le añadirá otra bolsa con hielos para mantener la temperatura sin estar en contacto directo los hielos con el miembro.

Como es fácil que la gasa ni suero a no los tengamos a mano, se pude sustituir por un paño limpio mojado con agua y envolverlo con una bolsa de plástica que a su vez se envolverá con la bolsa de hielos.

Además de la correcta conservación del miembro, también hay otros factores importantes para que la reimplantación sea lo más sencilla posible -dentro de su indiscutible complejidad-, por ejemplo, es muy importante el tipo de corte de la amputación, que sea un corte limpio, tipo guillotina, frente a un corte traumático, ya que si el miembro se aplasta seguramente no podrá reimplantarse.

De todos los tipos de amputación, la distal es la más difícil de tratar pero la que mejores resultados ofrece. En este caso es preferible la inserción del tendón flexor superficial. En estas circunstancias se intenta el reimplante con anestesia local y, con dos o tres horas de intervención, se consigue un mejor resultado estético que el muñón.

Fuente | Doctor Óscar Villafañe

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos