Escrito por Tendenzias

Escleroterapia

La flebología es una especialidad de la medicina que estudia la fisiología y anatomía de las venas superficiales y profundas del cuerpo y sus principales patologías, donde encontramos también las hemorroides.

Para acabar con las varices, existen diferentes técnicas, entre las que encontramos la escleroterapia. Esta técnica se realiza inyectando una sustancia química en la variz con el fin de que se inflame, se produzca una fibrosis o cicatrización y se reabsorba, desapareciendo por completo.

La sustancia que se inyecta es un conjunto de derivados de alcohol y cada uno está indicado para un tipo de variz. Los últimos avances han permitido acabar con venas más grandes que no se podrían haber destruido, hace unos años, de no ser a través de operaciones quirúgicas. La escleroterapia permite también usarse como complemento a las intervenciones quirúrgicas para eliminar varices.

varices

El último avance sobre la escleroterapia ofrece otra ventaja más, la posibilidad de administrar un agente que se convierte en microespuma tras haberlo batido y que, permite usar dosis menores para acabar con varices mayores.

La escleroterapia es un proceso ambulatorio y al empezar con ella, el paciente siente un pinchazo que puede ser más o menos agudo dependiendo de la zona que se esté tratando. Por ejemplo, resulta un poco más doloroso en la parte interna de las rodillas. Después de la intervención es posible que aparezcan moratones, no obstante, se pueden evitar si después de la intervención se utilizan medias elásticas durante una semana, que además permitirán acelerar la recuperación si se usan de forma correcta.

Duranet una misma intervención se pueden eliminar varias venas. La cantidad dependerá de la sustancia que se inyecta, con una cantidad máxima limitada por sesión y del calibre de las venas.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos