Escrito por

Laserlipolisis

Este nuevo procedimiento permite esculpir varias partes del cuerpo, siendo válido para reducir la grasa en brazos, abdomen o papada, siendo un método menos invasivo con postoperatorios rápidos y sencillos. Se puede utilizar en áreas pequeñas y siempre en pacientes sanos, ofreciendo la ventaja de llevarse a cabo a través de anestesia local.

 

Esta técnica empieza infiltrando bajo la piel una mezcla que contiene suero fisiológico, lidocaína, epinefrina y bicarbonato. Al atravesar el láser la piel, se destruyen los cúmulos de grasa. El rayo va disolviendo las adiposidades y las transforma en líquido semiaceitoso, el cual va a unos recipientes estériles y la mínima cantidad de grasa que pueda resultar se elimina al orinar.

Después de la operación, se recomienda realizar un par de sesiones de drenaje linfático a la semana durante un mes, ya que además de actuar sobre el sistema linfático mejora la circulación y microcirculación.