Escrito por Tendenzias

Lipoaspiración

La lipoaspiración es una técnica que permite reducir la grasa de áreas localizadas para obtener un cotorno corporal idóneo. No se trata de una técnica para perder peso, sino que más que notarse en la báscula, se nota en el aspecto general de la silueta.

lipoaspiracion

ANESTESIA

Dependiendo del área que se vaya a tratar, se puede utilizar anestesia local, local con sedación peridurial/raquidiana o general. En cualquier caso, la hospitalización suele durar entre 12 y 24 horas.

POSTOPERATORIO

Lo normal es que aparezcan hematomas e hinchazón, pero esto desaparecerá a partir de los 20 días de la operación. A partir de este tiempo, la mejora del hematoma y la hinchazón permite ver los primeros resultados de la operación, pudiendo así notar el endurecimiento de la zona. El endurecimiento se debe a la cicatrización interna que se está produciendo y mejorará en el segundo o tercer mes después de la operación, etapa que coincide con una mayor retracción de la piel.

Se recomienda usar una cinta elástica durante un mes y medio y se recomienda realizar un drenaje linfático a partir del séptimo día después de la cirugía para reducir los signos postoperatorios que hemos descritos.

El resultado final de la operación se podrá ver en el sexto mes, aunque en el cuarto mes, se alcanza el 80% del resultados definitivo.

COMPLICACIONES

En la lipoaspiración se producen complicaciones muy raramente. No obstante, es posible que aparezcan hematomas, seroma, infección, trombosis y accidentes durante la cirugía.

De todas estas posibles complicaciones, la más común es el seroma, que es el acúmulo de un líquido claro en la zona operada formando una bolsa líquida. En caso de que se produzca, el médico procederá a eliminar al bolsa a través de punciones. Así, el problema se resolverá sin alterar los resultados de la operación. Para evitar que se produzca se pueden usar tubos de drenaje, que drenan el líquido formado evitando la acumulación.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos