Escrito por Tendenzias

Ningún cirujano adscrito a la SECPRE opera sin que esté indicado

secpreMuchas veces, cuando hablamos de adictos a la cirugía estética, no podemos evitar culpar al cirujano que les opera. Realmente, si el paciente no está en situación de decidir si procede y no conlleva riesgos seguir operándose, es el médico que le va a operar quien tiene que negarse a hacerlo. En eso consiste la ética profesional.

Y esto es lo que ha reivindicado el presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), Ezequiel Rodríguez, quien ha comentado que “ningún cirujano plástico” adscrito a esta sociedad médica “opera sin que esté indicada una intervención” de este tipo, en respuesta a una sentencia emitida por la Audiencia Provincial de Sevilla que considera “realmente cuestionable desde un punto de vista deontológico, el que los cirujanos plásticos accedan a realizar intervenciones estéticas a personas que objetivamente no lo necesitan, según los cánones estéticos normales y ordinarios”.

El presidente también ha recalcado la importancia de la autoestima y una salud mental óptima, ya que un paciente puede considerar un tremendo defecto algo de su cuerpo que para otro puede ser un simple detalle.

Por ello, insistió en el hecho de que “ningún cirujano de la SECPRE es capaz de operar por el mero hecho de operar”, de la misma forma que “tampoco creo que a un usuario cualquiera le guste operarse por el mero hecho de operarse, si no para mejorar su autoestima o porque el no hacerlo le pueda suponer un importante deterioro psíquico”, reiteró.

Así, la Audiencia acepta que el resultado esperado por el paciente no coincida con el resultado ofrecido por el cirujano, siempre ofrecido primero al paciente, que además debe ser informado de las posibles secuelas y este aceptarlas a través del consentimiento informado.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos