Escrito por Tendenzias

Operaciones de cirugía estética con más riesgo

Los riesgos están presentes en cada operación de cirugía estética, siendo menores cuanto mayor es la salud del paciente y sobre todo, la profesionalidad del cirujano. No obstante, existen operaciones de cirugía estética con más riesgo que otras, así que vamos a contarte cuál es el Top 5 de las más arriesgadas.

riesgos

1. Cirugía Posbariátrica

Esta cirugía se emplea para reducir el excedente de piel y tejido celular cuando una persona adelgaza más de 40 kilos, acumulando grandes cantidades de estos elementos. Su índice de riesgo es el mayor en cirugía estética, con un riesgo de complicación de entre el 15% y el 20%. Estas complicaciones se deben a la gran parte de tejido que se extrae y la gran pérdida de sangre que con lleva. A todo esto hay que sumarle el mayor riesgo que presentan las personas con obesidad, siempre con más dificultades para cerrar las heridas y más propensas, por tanto, a sufrir infecciones.

2. Dermolipectomía abdominal

Este es el nombre empleado para la operación que reduce el exceso de grasa en el abdomen. Como principales complicaciones se encuentra las infecciones y hematomas, formados cuando sangran los vasos sanguíneos después de la cirugía. En el caso de que ocurra, es necesario volver a operar para limpiar y cerrar el vaso que sangra.

3. Reducción mamaria

Sus principales dificultades las encontramos en los problemas típicos de la anestesia general y la posibilidad de formación de queloides.

En muchas ocasiones es necesario volver a operar pasado un tiempo y el riesgo de infección se agrega la posibilidad de necrosis de la areola y pezón debido al paso de funcionar con cuatro arterias a hacerlo con dos. Si esto ocurre, se debe formar un pezón con injertos de piel de otra parte del cuerpo. El riesgo aumenta si la mujer es fumadora.

4. Lifting facial

Los hematomas, infecciones, necrosis de la piel e incluso lesiones nerviosas son los grandes riesgos del lifting facial.

5. Lipoaspiración

De nuevo, los hematomas y las infecciones son los riesgos, a los que se le suma otro importante, el tromboembolismo pulmonar en un caso de cada mil, que ocurre cuando un glóbulo de grasa circula por un vaso sanguíneo y tapona el pulmón.

Riesgos menores

Quitando de la primera, el riesgo de las siguientes no supera el 5% pero se debe tener en cuenta que el riesgo siempre existe y que hay otros factores que pueden aumentar las posibilidades de complicaciones, como circunstancias personales tales como una diabetes mal controlada, problemas cardíacos o hipertensión. Los trastornos de coagulación y alergias, o personas que acuden a la cirugía para superar problemas psicológicos como una baja autoestima no son los mejores candidatos. A esto, hay que sumarle que la profesionalidad de un buen cirujano mantiene el riesgo bajo mientras que un mal cirujano o una persona no cualificada puede aumentar considerablemente las probabilidades de tener una operación realmente traumática o incluso irreparable, por lo que debemos tener en cuenta que la profesionalidad es un factor clave si queremos mantener el riesgo de una intervención bajo mínimos, como ya os hemos aconsejado en más de una ocasión.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos