Escrito por Tendenzias

Postoperatorio tras una abdominoplastia

Tras una abdominoplastia es necesario el ingreso de, al menos un día, para estar bajo observación. El primer día se siente malestar general, ya que el abdomen está inflamado, por lo que se recomienda tener las piernas flexionadas estando tumbado boca arriba. Además, durante los primeros días tras la operación hay que evitar estar tumbado muchas horas y es recomendable dar pequeños paseos.

Algunos pacientes notan una disminución de la sensibilidad en la zona o también un pequeño hormigueo, contratiempos que menguan a medida que van pasando las semanas.

Pasado un día, si no existen complicaciones se da de alta al paciente y se retiran los drenajes. Además, de forma análoga a otras operaciones, se prescribe una serie de medicación al paciente, tal como analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios. Se pueden tener molestias al sentarse, ya que se contrae el abdomen.

Tras la primera revisión, que es cercana al día de la operación, se retira el vendaje puesto y se realiza una cura y un masaje de drenaje linfático. Los masajes se realizarán para minimizar la inflamación producida por la operación. Los puntos que se ponen en la operación se retirarán entre 15 días y un mes tras la misma operación. Además, una vez retirados los puntos, pasado un mes, ya se puede volver a la vida normal, aunque sin realizar esfuerzos físicos.

Además se ha de evitar la exposición a los rayos UVA por lo menos hasta pasados 3 meses.

El aspecto de las cicatrices será rosado al principio, hasta que se vaya uniformando su color, mejorando su aspecto. No desaparecerán del todo pero con el tiempo se establecerán y quedarán menos a la vista.

El resultado y aspecto final de la operación es visible a los 6 meses.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos