Escrito por

Reducción Mamaria. Un proceso sencillo para un gran alivio

La reducción mamaria no está tan solicitada como el aumento de pecho, sin embargo, es conveniente prestar atención si unos pechos demasiado grandes están causando problemas físicos.

Y es que, no sólo es cuestión de verse bien o lucir exhuberancias, sino que unos pechos demasiado grandes para la fisionomía general del cuerpo puede ser un verdadero problema y producir problemas graves de espalda o surcos en los hombros por la presión de los tirantes del sujetador u otros problemas estéticos como puede ser la caída de los pechos por su peso.

reduccion1

Las causas por las que un pecho alcanza unas medidas desproporcionadas pueden ser varias, ya que puede ser tanto por un exceso de piel, como de grasa o de glándula mamaria. La reducción mamaria se realiza extirpando el tejido mamario que sobra a través de una incisión en la areola, una incisión vertical o una horizontal.

En la intervención se extirpa la piel, la glándula y la grasa excesiva, el pezón se sitúa en su posición correcta y se remodela la mama. La cicatriz se ubica alrededor de la areola y suele ser inapreciable en unos meses. En el caso de que se haya producido un descolgamiento, en la misma intervención se realiza el procedimiento de elevación.

Esta operación requiere anestesia general y una noche en la clínica y se puede realizar a partir de 5.000 euros. Es necesario que se use un sujetador especial al quitar los vendajes tras unos pocos días. La pérdida de sensibilidad en los pezones es normal durante un par de semanas. Esta operación no afecta a la lactancia y permite hacer una vida normal en 4 o 8 días, con una recuperación muy rápida.  

Imagen | Korpoplastik

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos