Escrito por

Rinoplastia

La cirugía estética para la nariz se conoce como rinoplastia y sirve para mejorar la apariencia de la nariz, ya sea modificando el tamaño o la forma. Este tipo de cirugía es muy común y permite realizar muchos cambios entre los que encontramos:

  • Incremento o disminución del tamaño de la nariz.
  • Cambio de la forma de la punta de la nariz o del puente nasal.
  • Reducción de las aberturas nasales.
  • Cambio de ángulo entre la nariz y el labio superior.
  • Correción de defectos y lesiones.
  • Alivio de problemas respiratorios.

Por tanto, podemos usar la rinoplastia cuando la nariz parece muy larga para la cara, cuando se observa una giba de perfil, cuando vemos la nariz demasiado ancha, la punta nasal caída, gruesa o ancha, cuando la silueta de la nariz está quebrada o cuando una herida o traumatismo han modificado la morfología nasal.

Existen tres operaciones diferentes de rinoplastia según la solución buscada.

  • Modificación de la forma y tamaño de la nariz en busca de un embellecimiento facial.
  • Operación funcional para corregir alteraciones o malformaciones, como pueden ser ser desviaciones de tabique o hipertrofias de cornetes que dificultan la respiración.
  • La rinoplastia reconstructiva, utilizada en casos de accidentes, fracturas, quemaduras, tumores nasales, utiliza tejidos aledaños a la nariz para aplicar injertos o colgajos.

Los tipos de rinoplastia existentes según las características de cada nariz son:

  • Rinoplastia convencional: es la más frecuente en España por las características raciales que tenemos. Suele ser una nariz con giba excesiva, ligeramente ancha y con la punta gruesa y caída.
  • Rinoplastia negra y oriental: nariz ancha con el dorso bajo. Se suele afinar la punta y estrechar el dorso. Se suele denominar rinoplastia de aumento porque suele elevar el dorso.
  • Rinoplastia en personas mayores: es una rinoplastia que puede utilizar cualquier técnica y para cualquier propóstio pero que debe ser conservadora por la falta de retracción de la piel.
  • Rinoplastia secundaria: se utiliza para reconstruir narices que han sido operadas anteriormente pero que no han dado resultados satisfactorios.